“Reboceros caza a los fenilos”

“Reboceros caza a los fenilos”
Por: Jonathan Nazareth Larios Flores
Carlos García Varela, Víctor Herrera

Ciudad de México

COMUNICADO Pese a todo intento de defenderse como ‘gato boca arriba’, la Universidad Nacional Premier terminó por sucumbir en casa frente a los Reboceros de La Piedad por 1-3, en partido de la Jornada 3 del Clausura 2018 de la Liga Premier, Serie A.

Los goles fueron por conducto de Carlos Lugo, Mauricio Hernández y José Salas para Reboceros de La Piedad, mientras que José Ramírez hizo lo propio para PUMAS.

Con esto, los michoacanos regresan a casa con cuatro puntos, luego de ganar por diferencia de dos goles en la misma Cantera.

Dolorosa derrota de los felinos, pero en el pecado llevaron la penitencia, porque en el segundo periodo se dieron el lujo de fallar un penalti y eso les bajó lo moral, situación que aprovechó el cuadro michoacano para encaminarse al triunfo.

Lo que fue en el primer tiempo, los universitarios mostraron un buen fútbol, muy ofensivo y si no lograron abrir el marcador temprano fue por el buen trabajo del portero Héctor Lomelí bajó los tres postes.

Pumas creaba peligro al frente, donde Adolfo Hernández y Alejandro Zamudio llegaban al campo enemigo, pero la zaga rebocera cortaba de tajo sus arribos.

A los 23 minutos, la defensa visitante se perdió en su zona, de ahí que Zamudio estando solo y de frente a la cabaña enemiga tiró a ras de cancha, pero el arquero Lomelí aguantó al máximo y la pelota pegó en su cuerpo evitando así que el balón entrara en su portería.

Los universitarios una y otra vez hacían sus arribos por las bandas, donde Roberto Meneses y Alan Acosta pusieron en graves aprietos a la defensa michoacana.

A los 26 minutos, La Piedad cobró un tiro libre por el costado izquierdo y metros fuera del área grande lo ejecutó el capitán Mauricio Hernández, quien luego de techar la pelota sobre la barrera felina el balón a media altura remató con la testa Carlos Lugo y sin problema puso el baló en el fondo de la red y con ello caía el 0-1.

Sobre la recta final del primer periodo, los capitalinos se lanzaron al frente, donde Alan Acosta sirvió un pase genial a Meneses y éste con el marco de frente jaló del gatillo, pero nuevamente el portero Lomelí salvó a su equipo al rechazar la pelota.

Tan luego comenzó el segundo periodo, los Reboceros fueron otros al frente, se les vio mejor fútbol y el juego se niveló.

A los 48 minutos, la visita atacó por el lado derecho donde Alan Jaramillo dentro del área grande tiró cruzado y la pelota superó el lance del arquero José Castillo y para suerte de los auriazules, el balón pasó rosando el marco.

Cuando se jugaban los 54 minutos, los pupilos del técnico Ismael Iñiguez lograron empatar el partido, 1-1. La defensa rebocera cayó en excesos de confianza al grado que el capitán Hernández perdió la pelota por lo cual el portero Lomelí no llegó a tiempo para quedarse con ella, el balón se fue a los botines de José Ramírez quien lo mandó al fondo de la red.

Sobre los 56 minutos de juego, los del Pedregal causaron mayor peligro al grado de ganar un penal; el zaguero Ricardo López cometía falta a Tonatiuh Mejía. Al cobro llegó Alejandro Zamudio, pero su tiro fue fatal y el portero Lomelí se vistió de héroe al rechazar la pelota a una mano.

Los michoacanos se la cobraron de la misma manera y a los 63 de juego, ganaron un penalti, tras la falta hacia Carlos Campos y al manchón llegó el capitán Hernández; sin problema alguno, engañó al portero puma y puso la pelota en el fondo de la red, así su escuadra estaba arriba en el marcador 1-2.

Pumas ya estaba agotado, se perdió tras fallar el penalti y eso lo aprovechó La Piedad porque a los 88 minutos, José Salas no dejó caer el balón, el cual lo prendió como le llegó y lo puso fuera del alcance del portero Castillo, quien, pese a su lance sobre el costado izquierdo, no pudo desviar la pelota y con el 1-3 a su favor, Reboceros de La Piedad finiquitaba el encuentro

Seguir leyendo...

Leave a Comment