El Campestre derrota 3-1 al Jardines de Catedral.

El Campestre derrota 3-1 al Jardines de Catedral.

Contundente marcador de 3 goles por 1, con lo que el conjunto del Club Campestre derrotó a Jardines de Catedral, encuentro perteneciente a la categoría Primera Especial Uno de la Liga Michoacana de Fútbol.

Bajo la encomienda del silbante central, Ramiro Solorio, importado desde la hermana ciudad de la Piedad, quien se encargó de sobrellevar a buen término el juego, un encuentro que por su naturaleza era complicado, pero los equipos colaboraron para el buen desarrollo del duelo.

Al iniciar el juego ambas escuadras se dedicaron a jugar, a divertirse y a realizar lo que ellos saben hacer, dejando a un lado la rivalidad, que en versiones anteriores llegaba a desbordarse.
De manera inmediata, el juego versátil y dinámico de los del Campestre tomaron el control, determinando el ritmo y las acciones de peligro, poniendo en serios aprietos en varias ocasiones a René García, quien mantenía su portería cerrada, pero ante tal bombardeo era cuestión de tiempo que se abriría la puerta.

Y como era de esperarse llegaba el invitado especial de los botines de Jesús Valencia, quien convertía una pena máxima; esto ocurría antes de terminar los primeros 45 minutos, previamente del descanso para ambos equipos.

Posteriormente el silbante hizo notarse al sonar su ocarina, mandando a ambos equipos a rehidratarse y retomar la estrategia.

De regreso al juego, el conjunto de Jardines de Catedral comenzó a mover también el esférico, a través de Jaime Martínez y de Enrique Manzo, quien en un par de oportunidades pudieron haber empatado, pero la gran intervención de Santino Ramírez y la defensa comandada por Gustavo García del Campestre no daba tregua a que le empataran el juego.

Cuando el equipo de Jardines estaba volcado al frente llegó Oscar “El Pollo” Ramos para poner el dos goles por cero, bajando los ánimos de los de Jardines de Catedral.

De manera inmediata llegó Miguel Rivas para poner prácticamente las cifras definitivas, aunque en el reloj del silbante todavía quedaban bastantes minutos para culminar el juego.

En una jugada desafortunada Jesús Valencia anotó otro gol, pero ahora en su propia portería, dándole ligera esperanza a los de Jardines quienes no ponían mucho de su parte para acortar distancia.

El tres a dos pondría el juego cerrado, pero Jardines tuvo una falla memorable al cobrar una pena máxima, que le llego a las manos a Santino Ramírez.

El silbatazo final llegó y con ello una victoria más del conjunto del Campestre, posicionándose nuevamente en la parte alta de la tabla de la categoría Especial Uno, de la Liga Michoacana de Fútbol.

Seguir leyendo...

Leave a Comment